¿Y si probamos varios cócteles?


¿Y si probamos varios cócteles?

– ¿Pedimos dos distintos y me dejas probar?

– No. Si quieres probar pedimos dos rondas y tú te bebes lo tuyo y yo lo mío, Marta. Sabes que no me gusta compartir los tragos. 

… Así empezó la tarde. Unos pinchos rápidos mientras Susana y Marta esperaban a Laura primero en La Inopia. Pero ella ha conocido a una nueva “amiga” en el gym.

– Da igual Susana, no te cabrees, sino quiere venir que no venga. Laura tiene derecho a rehacer su vida sentimental. Pero venga. Decídete ya, que quiero probar el Sidecar y el Sazerac. Tú ¿te quedas con Dry Martini y Negroni? o ¿vas a volver a cambiar de opinión? bufffff menos mal que La Jauría no echa el cierre ya porque guapa…

Estas dos amigas que están sentadas en una mesa alta justo entre la barra de La Jauría y la cristalera no saben lo que la noche les depara. Juanjo, el camarero figura de perilla y ojos verdes tiene hoy en ellas dos las perfectas clientas para hacerlas aullar con sus mil y una creaciones. Combinaciones muy frías que se deslizan como por arte de magia desde su coctelera a las copas: lima, hielo picado, Martini, tequila, sal… Todo está preparado para no saltarse ni uno de la lista. Juanjo lo tiene todo bajo control:

– Sara, sube la música que empieza lo bueno.- le susurra Juanjo al oído a su deejay de ojos azabache.

Chicas, ¿Otra ronda?- Lanza con naturalidad Juanjo.

– ¡Sí! Por favor, elige tu mismo otros dos. Ah! y ahora estamos en la mesa del fondo, donde están los chicos sin corbata.- Remata Susana mientra le guiña un ojo a su camarero favorito.

¿Que cómo acabó la noche? Por supuesto, aullando en La Jauría. Si te lo cuento tendría que…

+ No hay comentarios

Añadir comentario