Mezclado, no agitado. Muy frío y en tu copa favorita.


Mezclado, no agitado. Muy frío y en tu copa favorita.

La elegancia por bandera sobre un par de zapatos artesanos ingleses. Un traje impecable y una camisa libre, sin ataduras: sin pajarita ni corbata. Bond salía a trabajar a locales como La Jauría. Nosotros preferimos recibirte cuando sales de trabajar, con el mismo estilo que el Lord inglés, pero sin rectitudes y en la versión más rebelde de tu atuendo de trabajo.

Y es justo en ese momento, en el que estás esperando a que te sirvamos tu mejor copa cuando empiezas a saborear el aullido de la noche. Desde la barra y con la mirada perdida sobre las botellas que atestan nuestras estanterías. Con el sonido de las pinzas escrutando los hielos de la cubitera. Ahora sabes que estás en casa, que estás preparado para disfrutar del momento que llevas esperando todo el día.

Has abandonado el estrés, tus problemas, y el trabajo que te trae de cabeza justo en la puerta de La Jauría. Aquí eres libre de aullar como nunca antes lo habías hecho. Disfruta de tu cocktail como más te gusta y preparado con la sonrisa más bonita del castizo barrio de Malasaña.

Bienvenido a La Jauría. Queremos escuchar tu aullido más salvaje.

+ No hay comentarios

Añadir comentario